Categorías

GoyaHay 42 productos

TAUROMAQUIA + CAPRICHOS + DISPARATES O PROVERBIOS


GOYA: LOS CAPRICHOS

La serie de grabados de Goya, Los Caprichos, fue editada por 1ª vez en 1799. Su preparación coincide con la grave enfermedad que contrae a comienzos de los años 90 y cuya secuela: la sordera, le marcará de por vida. Es la primera serie que ejecuta como tal y en la que surge el artista con plena libertad, sin sujeción a encargos, dejando libre la imaginación. Utilizó aguafuerte y buril

La serie se inicia en los dibujos de dos álbumes. El "Álbum de Sanlúcar" o Álbum A (1796-1797), hecho durante su estancia en la finca de la Duquesa de Alba en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), y el "Álbum de Madrid" o Álbum B. En ellos hizo dibujos y apuntes, a tinta china y aguada, que luego pasaron a plancha de metal. Además se conservan 113 dibujos preparatorios en los que es manifiesta esta relación con los álbumes.

Son 80 estampas impresas en 1799, con anuncio de venta en la Gaceta de Madrid del 6 de febrero como "Colección de estampas de asuntos caprichosos, inventadas y grabadas al aguafuerte por don Francisco de Goya". En un extenso texto el autor justifica su trabajo afirmando que la Pintura puede ser también un vehículo para censurar "los errores y los vicios humanos" al igual que la Poesía, y defiende la capacidad creativa del artista oponiéndola al "copiante servil". Al final del texto se indica: "Se venden en la calle del Desengaño, número 1, tienda de perfumes y licores, pagando por cada colección de 80 estampas 320 reales de vellón".

La carga crítica de los Caprichos alertó a la Inquisición y ante el temor a represalias se retiraron de inmediato de la venta. Goya ofreció al Rey las 80 planchas y las estampas editadas aún no vendidas, que aparecen inventariadas en la Calcografía Nacional en 1803. (240, de un total de unos 300 ejemplares).

Goya llamó a sus estampas "asuntos caprichosos que se prestaban a presentar las cosas en ridículo, fustigar prejuicios, imposturas e hipocresías consagradas por el tiempo". Las primeras 36 se refieren al amor y la prostitución, junto a temas variados como la mala educación de los hijos, el matrimonio por conveniencia, la crueldad materna, la avaricia, la glotonería de los frailes, el contrabando, el Coco, etc. Del 37 al 42 inclusive son caprichos sobre asnos. A partir del 43 abundan brujas, duendes, frailes y diablos.

Existen tres comentarios manuscritos, dos de ellos con letra de Goya, que se conservan en el Museo del Prado (antigua colección Carderera), en la Biblioteca Nacional y uno en la Colección Ayala; en ellos se aclara el mensaje de la estampa con una glosa del escueto título que va inscrito al pie de cada una ellas. Los Caprichos transmitieron una nueva manera de afrontar la realidad, presentándola más próxima y expresiva, con un lenguaje más fresco, del que se harán eco los artistas del siglo XIX. Es el final del frío y artificioso grabado neoclásico.

Referencias:
Loys Delteil: Francisco Goya. [A catalogue raisonné of his etchings, aquatints and lithographs. With illustrations, including a portrait.].
T. Harris: Goya Engravings and Lithographs, 1964


GOYA: DISPARATES O PROVERBIOS

Los Disparates o Proverbios es una serie de veintidós grabados, al aguatinta y aguafuerte, con retoques de punta seca y bruñidor, realizada por Francisco de Goya entre los años 1815 y 1819.
Los Disparates, última de las cuatro series realizadas por Francisco de Goya, dan muestra de la imaginación, la libertad casi automática de creación y de las primeras manifestaciones del carácter moderno del pintor.
La serie permaneció inédita hasta 1864, cuando la Real Academia de las Bellas Artes de San Fernando publicó dieciocho de estos veintidós grabados. En 1877 la revista francesa L’Art, publicó cuatro más, con las mismas dimensiones y misma temática, completando la serie como la conocemos actualmente.
Los Disparates es la más desconocida y difícil de entender de las series grabadas por Goya y la más misteriosa y enigmática de las cuatro.



Información

ArandaTres